¡Que se acabe ya la temporada!

Esta es la frase que a más de uno se le debe estar pasando por la cabeza después de la eliminación del Barça de la Champions, la última esperanza de la temporada. Haber llegado a semifinales tendría su mérito en otro contexto, pero no en una temporada inestable, con muchas oportunidades perdidas, mucho descontrol en el vestuario, mucho ridículo en algunos partidos (todo sea dicho) y muchos rumores de cambios. El “fin de un ciclo” o “carpetazo a una época”, como muchos medios publicaron después del resultado del partido de Old Trafford, es el mejor resumen de la temporada.

Una temporada que, recordemos, aún no se ha acabado. Y lo que queda no va a ser fácil de digerir, ver cómo el Madrid se proclama campeón, el derbi Madrid-Barça en el Calderón y la posibilidad de que los azulgrana tengan que hacer el “pasillo” a su rival número 1.

De todas formas, seguidores, jugadores, entrenador y directivos tienen la mente más puesta ya en el futuro que en lo que queda de temporada y poco importa ya lo que pase en los últimos partidos de liga. No todos piensan así, Messi o Eto’o aún insisten en acabar bien y con la cabeza bien alta, pero los rumores de una inminente marcha de Rijkaard no ayudarán a que esto se haga realidad.

Estas son las declaraciones que ha realizado hoy mismo el camerunés:

Imagen de previsualización de YouTube Te puede interesar

Escribe un comentario