Parques de Barcelona

Dentro de la urbe hay importantes zonas verdes que, sin duda, debes aprovechar. Estos pulmones verdes nos ofrecen la oportunidad de practicar deporte, leer, pasear, estudiar…

Entre los parques más emblemáticos de la Ciudad Condal se halla el Parc de la Ciutadella, que construido en la segunda mitad del siglo XIX, permite descubrir el Museo de Zoología, Museo de Geología, Invernadero, Umbráculo, Zoológico, Parlamento de Cataluña, IES Verdaguer, capilla castrense, embarcadero, parque infantil de tráfico, glorieta… un sinfín de opciones sin salir de un mismo lugar.

En el parque del Laberint d’Horta es otro de los más visitados. En él se encuentra un pequeño laberinto de gran belleza, al igual que el resto del parque, donde se halla el centro de formación del Laberint que diseña un programa anual de actividades. Se puede participar en cursos de jardinería, que van desde un nivel para aficionados hasta contenidos más técnicos y especializados.

Pero el más visitado es el Parc Güell, obra del arquitecto Antoni Gaudí es toda una oda a la naturaleza.
Con un total de 17,18 hectáreas, su construcción llama poderosamente la atención por tener características propias modernistas. En él se aprecia el juego de colores y mosaicos, las formas onduladas y geométricas gaudinianas y el peculiar dragón, ubicado en la entrada del parque.

Te puede interesar

Escribe un comentario