Transporte en Barcelona

La mayor parte de los turistas que realizan viajes a Barcelona lo hacen a través de vía aérea. El Aeropuerto Internacional El Prat, está ubicado a unos 10 kilómetros al suroeste de la ciudad y es el segundo por el volumen de vuelos de todo el país, habiendo registrado más de 32.800.000 pasajeros durante el año 2007. Una de las tres terminales de este aeropuerto, es conocida como “Puente aéreo” y une las ciudades de Madrid y Barcelona ofreciendo vuelos cada 20 minutos en la hora pico.

También es posible viajar a Barcelona a través del Aeropuerto de Gerona y el de Reus, situados a casi una hora de la ciudad.

El transporte terrestre de Barcelona consiste en una gran red de autovías y autopistas, de las cuales las más importantes son la AP7 que se inicia en Almería, la A2 que comienza en Madrid y la AP2 que es paralela a la A2 entre las ciudades de Zaragoza y Barcelona.

En lo que concierne al transporte público se destaca una gran red de autobuses que conectan las distintas ciudades de la provincia. La red del Metro de la ciudad de Barcelona, por su parte, permite llegar a cualquier punto de la ciudad. La misma está constituida por 9 líneas de autobuses y 150 paradas, aunque actualmente se están construyendo 2 líneas nuevas.

Los taxis de la ciudad ofrecen muy buen servicio y se identifican fácilmente por sus tradicionales colores: negro y amarillo.

El tranvía se popularizó como medio de transporte en el año 2004, con el propósito de mejorar la comunicación de la ciudad con otras regiones del área metropolitana. Con esta finalidad se construyeron dos grandes redes: Trambesós y Trambaix. En estos momentos se está desarrollando la fase de implantación y creación de nuevas redes.

Foto 1 vía: flickr
Foto 2 vía: skyscrapercity

Te puede interesar

Escribe un comentario