El futuro zoo de la ciudad

Mucho más grande, con más especies y actividades. Así será el nuevo zoo de Barcelona, que ocupará una superficie total de 18 hectáreas, de las cuales 10 corresponderán al Zoo Terrestre del Parque de la Ciutadella y 8 al Zoo Marino del Besòs.

Una de sus características principales es su distribución, realizada por biomas, según las diversas regiones biogeográficas del mundo. Por su parte, la zona marina optará por diferenciar los animales, según el gradiente de las temperaturas en aguas frías, mediterráneas, oceánicas, tropicales y ejemplos de insularidad.

Según el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, el parque zoológico, que se configura después de una meditada reflexión de ciudad, tendrá que servir “para la investigación, la generación de nuevos conocimientos, la conservación y como herramienta de la Barcelona educadora y elemento de divulgación a través del ocio familiar”.

El nuevo proyecto costará unos 200 millones de euros y se planteará a partir de la renovación de las instalaciones de la Ciutadella. Se prevé que todas las instalaciones puedan funcionar en 2015.

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario