Opium Mar, la terraza más grande de Barcelona

Con el verano a las puertas y las buenas temperaturas, es el momento de aprovechar plenamente las muchas oportunidades que Barcelona da para disfrutar de la ciudad al aire libre. Paseos, playas, plazas… y, sobre todo, para los más urbanitas, terrazas. Y una de las más grandes de Barcelona es, sin duda, la del Opium Mar, un restaurante polifacético. Con un emplazamiento excepcional, junto al Hotel Ars y frente a la playa de la Barceloneta, Opium Mar es, además, un espacio multifuncional con restaurante, discoteca, sala para eventos…

Sus numerosos menús para grupos  incluyen ensaladas variadas, pastas frescas, carnes rojas, marisco… y una carta de vinos donde destacan los blancos como el Chardonnay o el Penedés. Pero si prefieres algo más ligero, típico de esta época, también puedes picar unos chips de alcachofa, unas croquetas de gambas o unas patatas “bravísimas”. Una auténtica ración de sabrosa cocina mediterránea que podrás degustar prácticamente durante todo el día,  de 11:30 horas hasta medianoche en su espléndida terraza o en su zona de restaurante.

Pero Opium Mar es mucho más. Por la noche, se convierte en el escenario de animadas y concurridas fiestas como la Barbarella, Supreme o Platinium.  Todo transcurre bajo la atenta mirada de su dj residente Danny Cardenas. También pueden celebrarse en sus instalaciones todo tipo de eventos, convenciones, encuentros, presentaciones de productos, desfiles…

Foto: JP Escobar

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Krisrin dijo

    He estado en Opium varias veces en la zona VIP, que es muy cara y no esta tan bien. Ayer fui, pero sin mesa, tuve que pagar 20 euros para la entrada, y cada copa vale 13 y la cerveza 8, muy caro incluso para la cantidad y sobretodo por el trato y servicio. Tuvimos un problema con gente que trabajaba ahí y en lugar de intentar ayudar pasaban de lo que les contabas (con mucho respeto en todo momento, no como ellos) y no te ofrecían ningún tipo de ayuda. Encima cuando pides la hoja de reclamaciones tardan una eternidad en traértela y encima lo hacen con un trato pésimo. Es un sitio que no voy a recomendar a nadie, hay muchas discotecas mucho mejores, más baratas y que la gente que trabaja ahí no te mira por encima del hombro y te trata sin respeto.

Escribe un comentario