Torre Agbar, edificio emblemático de la ciudad

La torre Agbar, la gran obra de Jean Nouvel para la Ciudad Condal, se ha convertido en uno de los edificios ya símbolo de Barcelona.

Tiene nada más y nada menos que una altura de 145 m de altura y contiene 34 plantas en la que se halla la sede de Aguas de Barcelona. Su refinada arquitectura es todo un ejemplo del modernismo y la contemporeneidad porque se han incorporado toda clase de nuevos elementos y claramente sostenibles.

El edificio impresiona bastante, tanto de lejos como de cerca. Por la noche se ilumina con miles de luces de colores muy atractivas, con luces led en favor del medio ambiente. La torre está realizada con finas lamas de crista, siendo un ejemplo de arquitectura copiado por otros artistas.

Su forma cónica es llamativa y, como en la mayoría de lugares que se edifican en la ciudad, su estructura no gusta a todo el mundo y ha sido criticado por una gra parte de los barceloneses.

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario