Museo de Cera de la ciudad

Quizás es uno de los menos conocidos de la Ciudad Condal, pero su privilegiada situación (en la Ramblas) lo convierten en un lugar especial para visitar.

No difiere demasiado del resto de museos de cera del mundo, pues encontramos rostros populares y archiconocidos por todos como si fueran de carne y hueso. Cuidado no te lleves un buen susto, son de mentira!

Una diferencia destable es que el de Barcelona lo encontramos situado dentro de un bello clásico palacete del siglo XIX, que tiene historia y fue construido por el arquitecto Elías Rogent. Dentro de sus salas, divididas por temáticas, podemos ver desde el imponente Enrique VIII, con alguna de sus numerosas mujeres a Lady Di o el Príncipe Carlos de Inglaterra, pasando por otros rostros más actuales.

El lugar se convierte en algo mágico porque, tanto su edificio como las calles colindantes, lo hacen más especial. Justo delante del museo encontramos el famoso Bosc de les Fades, un bar, perteneciente al museo, que es todo un bosque lleno de personajes curiosos que siempre es elegido por los turistas. No vayas tarde porque a veces no cabe un alfiler, su visita bien lo merece.

Te puede interesar

Escribe un comentario