Fundació Joan Miró, una visita imprescindible

Barcelona es mundo de experiencias siempre agradables. Si estás de turismo, no puedes perderte un museo con imaginación y colorista, con las obras de uno de los artistas más importantes del mundo: Joan Miró.

Ubicado en la montaña de Montjuïc, alberga la colección pública más completa de la obra del famoso pintor, lo que es un total de 14.000 piezas llenas de vida.

La pintura, escultura, textiles, y dibujos más destacados cobran máxima importancia en este lugar, dedicado por y para la obra de Miró. Llama la atención ya desde fuera, en un gran y vistoso edificio blanco, muy parecido al Bauhaus de Berlín. En la entrada de la Fundación destaca un pájaro de color naranja, obra de Alexander Calder.

El edificio, construido en el año 70, está formado por un patio central, con toda clase de motivos de la arquitectura catalana. Desde arriba puede verse una espectacular vista de la ciudad. Así que es un buen hallazgo digno de ser admirado, tanto desde su interior como en su exterior.

La Fundació Joan Miró es un punto de referencia en el circuito artístico internacional. Además, expone obras temporales e itinerantes de otros artistas contemporáneos. Sus objetivos son preservar la obra de Miró, y la cultura artística en general, con actividades y cursos relacionados con este temática.

Te puede interesar

Escribe un comentario