Els quatre gats, el bar con más historia de la ciudad

Uno de los bares más antguos y con más historia de la ciudad es el popular “Els quatre gats”. Lo encontramos en el barrio gótico y su fachada ya nos desprende la vida de otros siglos. Su arquitectura modernista, obra el arquitecto Puig i Cadafalch, es una experiencia para nuestros sentidos.

Nada más entrar, llama la atención una decoración colorista nos trasmite quietud y sabemos que se trata de un lugar con solera donde todo ha sido posible. Las miradas nos lleva al conocido cartel realizado por Pablo Picasso que hace los honores de la entrada.

No te pierdas sus cafés, sus suizos y chocolate caliente en invierno. También podemos picar algo de cocina típica catalana mientras observamos algunos de los cuadros y fotos que llenan las paredes. Este lugar sirvió de inspiración de Picasso en su época más joven.

Pero, además, fue centro de tertulia de algunos artistas del siglo XIX que procedían de Francia e iban y volvían a Barcelona. Artistas consagrados, como Pere Romeu, Santiago Rusiñol y Ramón Cases, del que también hay un cuadro pintado habían pasado por allí, siendo su lugar predilecto.

Te puede interesar

Escribe un comentario