Un paseo por Plaza Felipe Neri

Caminando por el gótico nos topamos con una plaza que es toda una delicia para los sentidos. La Plaza de Felipe Neri es un recóndito lugar, algo escondido, como muchas otras plazas de la zona, pero de gran belleza.

De pequeñas dimensiones, llegamos a ella al entrar en la calle Felipe Neri que realmente acaba porque no tiene salida. Los legados góticos y románicos hacen mella en toda la plaza y en los monumentos que regentan en ella.

Observaremos la bonita y pequeña iglesia románica de Sant Felip Neri, una oda al románico, dejando atrás los recargamientos góticos y siendo más sencilla y especial. Una vez fuera, nos llama la atención una fuente de agua que está en el centro de la plaza con algunas estatuas y figuras.

En la plaza se halla el Hotel Neri, una joya reencarnada en hotel que se ubica en un espléndido palacio que data del siglo XVIII y que se ha reformado aún conservando aspectos de épocas pasadas. Cuenta con un restaurante y terraza que da a la plaza, un lugar tranquilo de los que ya quedan pocos en la ciudad, alejados del mundanal ruido.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Eli dijo

    Otra cosa que destaca de esa plaza son los restos de metralla de los bombardeos franquistas (algunas víctimas fueron alumnos de la escuela que hay en la misma plaza)

Escribe un comentario