Palau de la música catalana, toda una institución

Este imponente edificio es toda una joya de la arquitectura modernista, tanto por fuera como por dentro.
El Palau de la Música fue realizado por el arquitecto fue el famoso Lluís Domènech i Montaner, del que ya tenemos varios edificios por toda Catalunya por su originalidad y movimiento, oda a la naturaleza.

El conocido lugar, también como el Palau, fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997. Alberga un equipamiento cultural donde se realizan todo tipo de conciertos. Antaño la música clásica era la protagonista, pero actualmente también se celebran conciertos de artistas nacionales e internacionales, por su buena acústica y por su carácter algo intimista que le da el lugar.

La sala de conciertos es un recinto mágico concebido como una inmensa caja de cristal coronada con una gran claraboya central. Destaca su gran orfeó, enorme, que ocupa todo el espacio central. Pero es su exterior contemplamos una gran fachada de colores, que nos recuerda a algunos aspectos y elementos de la música, pues desde el principio fue concebido para ello.

El palau se ha remodelado varias veces y se ha ampliado permitiendo otras salas para eventos y celebraciones especiales. Aunque lo que se persigue es fomentar la divulgación de la cultura a través de la música.

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario