El Filete Ruso

El restaurante El Filete Ruso es, como muchos han clasificado, una oda a la hamburguesa. Sus propietarios, propietarios también de La Burg, tras el éxito de este se decidieron  por abrir otro de, más o menos las mismas características. De decoración sobria pero agradable, su espacio aunque reducido, le presta al local un aire acogedor e incluso hogareño.

Su oferta gastronómica se basa en la hamburguesa, concretamente trece tipos entre las que destacan la francesa, la bikini, la Chicago, la vegetariana o la de pollo, que se acompañan de algunos complementos  ( aros de cebolla de Figueras, patatas fritas o bravas o champiñones al horno) y ensaladas: Caesar, de espinacas o de tomate, aunque también existen otras alternativas como las patatas al horno con ali oli de manzana y bacon; el cordero de raza Xisquette o el Steak Tartar . Y para los que quieran cerrar la comida con algo dulce nos ofrecen brownies, pulgas de chocolate, batidos o tarta de queso Philadelphia. Todo ello con un precio más que ajustado entre los 15 y 18 euros, hace que se convierta en una cita ineludible para los que quieran comer o cenar fuera.

Una de las características fundamentales del local, y que les diferencia del resto, es que elaboran sus platos con “productos ecológicos, biodinámicos y excelentes”, cumpliendo con el movimiento “Slow Food”, una asociación gastronómica, sin ánimo de lucro, que pretende contrarrestar la comida fast food, para que no se pierdan las tradiciones gastronómicas y combatir el pasotismo ante la buena alimentación y prevenir sus consecuencias.

Con ello también pretenden quitan el san benito de que, la hamburguesa es mala para la dieta y se asocie a la comida fast food, demostrando que bien cocinada, puede entrar en los hábitos alimenticios sin temor a posibles consecuencias.

C/ Enric Granados, 95



Te puede interesar

Un comentario

  1.   ESTILO RUSTICO dijo

    Hermosa decoracion rustica y moderna a la vez.
    Buen servicio, todo lo necesario para un buen rato

Escribe un comentario