La Fundación Francisco Godia prorroga su exposición sobre pintura del siglo XVIII

La Fundación Francisco Godia ha decidido prorrogar la exposición “De Luca Giordano a Goya. Pintura del siglo XVIII en España” debido a la gran acogida de público que esta teniendo. Una muestra que acoge más de una veintena de obras de esa época, unos años muy poco tratados en las grandes exposiciones temporales españolas, con ella, la Fundación Francisco Godia quiere contribuir a su conocimiento, estudio e interés.

Los artistas que se exhiben son de la talla de Luca Giordano, Giambattista y Lorenzo Tiepolo, Anton Raphael Mengs, Luis Meléndez, Francisco Bayeu y Francisco de Goya. Las obras proceden de diversas colecciones privadas y museos (como el Museo del Prado o el Thyssen – Bornemisza). De la propia Fundación, destacan tres estudios preparatorios de Luca Giordano.

De Goya se presentan dos obras poco vistas como son Sacrifio a Vesta (1771) y Sacrificio a Pan (1771), además del Retrato de Asensio Juliá (M.Thyssen – Bornemisza); La dueña de la duquesa de Alba con Luis de Berganza y María de la Luz; y una obra casi inédita en cuanto a su exposición en salas como es La obra, con la conducción de un sillar.


Dentro de la nómina de artistas que trabajaron para la Corte , destaca Corrado Giaquinto, pintor de cámara de Fernando VI, y que en la exposición se representa por una escena mitológica de Venus y Cupido y un óleo de corte religioso como es La visión de Santa Teresa. De entre sus seguidores hay obra de Antonio González Velázquez, del que se expone La fragua de Vulcano.Figura destacada fue Raphael Mengs, también pintor de la Corte y una de las figuras fundamentales en el Neoclasicismo, en la exposición destaca su Autorretrato. Entre sus seguidores, con obra de primera fila, destacan  Francisco Bayeu, fue discípulo de Mengs y suegro de Goya, del cual se expone Pentecostés, y  Salvador Maella del que podemos ver, La caída del mulo.

De entre las obras más destacables de la exposición, destacan las obras de Giambattista y Lorenzo Tiepolo, que encarnan ya el paso al Rococó, trabajaron para la Corte de Carlos III lo que les acarreo una gran fama internacional. En la exposición de la Fundación Frnacisco Godia podemos admirar su Alejandro y Campaspe en el estudio de Apeles de Giambattista,  Cristo presentado ante el pueblo o Los improperios de Lorenzo. Además, de estos años, podemos ver un Bodegón de Luis Meléndez y varias pinturas de Luis Paret.

Y por último, llegamos a los años del Romanticismo, que cierra ya el recorrido de la exposición, con dos obras del pintor preferido por la nobleza y la alta burguesía de Madrid, Vicente López. De su obra podemos ver dos óleos:  El retrato del canónigo Liñán y Moisés con la zarza ardiente.

Fundación Francisco Godia

Hasta el 28 de marzo.

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario