La Basílica de Santa María del Mar

La Basílica de Santa María del Mar es una de las más bellas iglesias góticas de Barcelona. Situada en el barrio de la Ribera, fue construida entre los años 1329 y 1383 por los maestros Berenguer de Montagut y Ramón Despuig. Al comienzo de la construcción se acuerda que la basílica unicamente pertenecerá a los feligreses de la zona del puerto y de la Barceloneta, ya que son los únicos responsables materiales de su construcción, ya que ellos lo sufragaron.

Consta en varios documentos que, en la construcción participaron activamente toda la población de la Ribera, sobre todo los descargadores del muelle, los cuales acarreaban las piedras sobre sus espaldas, desde la cantera de Montjuic y desde la playa, hasta la plaza del Borne Por ello, su puerta principal homenajea a estos descargadores que tanto ayudaron a la construcción del templo.

Después de algunas vicisitudes en la construcción, en 1384 se celebro la primera misa. La gran mayoría de las imágenes y el altar de estilo barroco, son de siglos posteriores,  aunque fueron pasto de las llamas en el incendio del 3 y 4 de agosto de 1936, provocado por los anarquistas y comunistas que asaltaron el templo. En el año 1923, por el papa Pío XI fue nombrada basílica menor.

El aspecto del edificio es de fortaleza, maciza y sin ningún tipo de decoración, dentro del estilo gótico europeo. Predomina las líneas horizontales, las cuales le confieren gran sensación de altura, marcado por las molduras y cornisas, que hace que en su interior, exista una iluminación muy plana, sin el juego de luces y sombras que se producen en otras iglesias.

La fachada se enmarca en dos torres octogonales y dos contrafuertes que limitan el rosetón. Se divide en dos tramos, el primero conformado por el tramo del pórtico y el segundo por el anteriormente citado rosetón. Además de la fachada principal, destacan otras tres puertas de acceso: la de Sombrereros, la de las Moreras y la del Borne. En su interior, se estructura en tres naves y deambulatorio. Las primeras formadas por cuatro tramos y el segundo por medio tramo y un polígono de 7 lados. La estructura se cubre con una bóveda de crucería, coronadas por llaves de crucería. Al igual que su exterior, destaca la completa desnudez del interior a través de paredes lisas, columnas octogonales y una misma altura en los arcos de las naves laterales y central

Te puede interesar

Escribe un comentario