El Tibidabo (I)

El Tibidabo, es el pico más alto de la sierra de Collserola, situado en el municipio de Barcelona. Una montaña que comenzó a ser urbanizada a finales del siglo XIX, por iniciativa del famoso Doctor Andreu,  y que se ha hecho muy popular por sus espacios verdes y zonas de ocio.

En los primeros años del siglo XX, se abre la Avenida del Tibidabo, donde se comenzaron a construir edificios, muchos de ellos en estilo modernista como imperaba en la época,  de viviendas para la clase alta. Y seguido a ello, el llamado Tranvía Azul, que circulaba por toda la Avenida hasta el funicular que asciende a lo más alto de la montaña.

El nombre de Tibidabo son sacadas de unos versículos de la Biblia Vulgata, concretamente de unas frases que le dice el Diablo a Jesús, cuando le muestra la Tierra desde los cielos, y el nombre de Tibidabo parece hacer mención a una de éstas vistas.

Actualmente en la cima del Tibidabo se encuentran edificios como la Torre de Collserola, la moderna antena de comunicaciones, diseñada por Norman Foster; el Pabellón de Radio Barcelona, una joya del racionalismo arquitectónico obra de Nicolau Maria Rubió i Tudurí, primera emisora que funcionó en España; el Hotel Florida, construido por Ramon Reventós, inspirado en la arquitectura americana de los años veinte y con pinturas de Joan Trujols; la Torre Pastor de Cruïlles, un edificio realizado por Josep Puig i Cadafalch; y la Torre de les Aigües de Dos Rius, proyectado por el arquitecto Josep Amargós i Samaranch, de estilo neorenacentista, que en su parte superior tiene un depósito de agua, construido para abastecer a la colonia de viviendas del Dr Andreu.

Otros edificios destacables son el Observatorio Fabra, obra de Josep Doménech i Estapá, levantado en 1902, una de las siluetas más representativas del Tibidabo, construido a partir de los donativos de su mecenas,el marqués de Alella – Camil Fabra i Fontanyills. Uno de los primeros asteroides que se descubrieron desde aquí lo bautizaron como Barcelona; el Museo de la Ciencia de Barcelona, antiguo asilo para ciegos, obra de Josep Doménech i Estapá; el Convento de Valldonzella, de estilo neogótico y con influencias de Gaudí, obra de Bernardí Martorell; el edificio La Rotonda de Adolf Ruiz i Casamitjana; la Casa Roviralta; la Casa Casacuberta de Joan Rubió; la Casa Muntada de Joan Puig i Cadafalch; o la Casa Arnús de Enric Sagnier i Villavecchia.

También hay que mencionar el Pantano de Vallvidriera situado muy cerca de la ermita de Santa María de Vallvidriera, proyectado por Elies Rogent e inaugurado en 1864 para abastecer a la zona de Sarriá.

Te puede interesar

Escribe un comentario