Restaurante Cuines de Santa Caterina

Junto a la catedral, en el mercado de Santa Caterina, un nuevo icono arquitectónico y gastronómico de la ciudad, encontramos el restaurante Cuines de Santa Caterina. Un restaurante cuya carta y oferta gastronómica, refleja la variedad de los productos de mercado, donde podemos encontrar platos vegetarianos, mediterráneos o asiáticos. Y donde su barra de tapas, se encuentra abierta todo el día para desayunos, comidas y cenas.

Entre sus platos vegetarianos encontramos diversas ensaladas como la de queso de cabra; de tomates con ventresca de atún; con falafel; y otros platos como el arroz con verduras al carbón ; la mousaka; ravioli a los cuatro quesos relleno de ricota y espinacas; el curry de verduras y tofu ; el maguro tataki ; o el tartar de atún con guacamole.

Entre la gran variedad de platos mediterráneos destacamos la crema de calabaza; las alcachofas con jamón y almejas; el salteado de setas de temporada; el arroz montañés con setas, butifarra y pollo; el cordero asado y deshuesado; el solomillo de buey con salsa bearnesa y patatas barquillo; el tronco de merluza con escalonias glaseadas, albahaca y patata; rape con suquet de romesco y almejas; el bacalao con muselina de ajo; o los huevos fritos con patatas y foie.

Entre lo asiático podemos probar la sopa de miso; la ensalada de pato con naranja; la tempura de verduras; el arroz frito con pollo, langostinos y soja; los tallarines Yakisoba con verduras y gambas; el pollo al curry Tai; las costillas de cerdo confitadas al estilo Pekín; empanadillas de carnes; o distintas piezas de sushi.

Existen otro tipo de platos realizados al carbón como las verduras con Torta del Casar al horno; el arroz caldoso de bogavante; la butifarra con judías de Santa Pau i foie; la tagliatta de ternera; las costillas de cabrito a la brasa; o los carabineros al ajillo.

Y como punto final a nuestra comida, un postre, donde podemos elegir entre una tarta tatín; milhojas de frutos rojos; tiramisú; macedonia con zumo de naranja; tarta de queso; maki relleno de mascarpone; crema catalana; o algunos de sus sabrosos zumos realizados con numerosas combinaciones de fruta como el de gengibre – canela – manzana; plátano – uva negra – manzana; kiwi – piña – limón; o zanahoria – manzana – menta.

Sus barras y cocina, donde podemos encontrar todo a la vista, consiguen crear un ambiente dinámico y divertido.

Te puede interesar

Escribe un comentario