La Fundación Suñol presenta una retrospectiva sobre la obra de Yamandú Canosa

La Fundación Suñol presenta la exposición “El árbol de los frutos diferentes”, una revisión en profundidad de la obra del artista Yamandú Canosa, a través de un itinerario subjetivo a través de varios núcleos narrativos (no cronológicos), que nos permitirán conocer las diferentes estrategias formales y poéticas que usa Canosa. Entre las piezas expuestas, incluye algunas realizadas entre los años 1992 y 2010, que se adentran en aspectos poco conocidos.

El título de la exposición viene a sintetizar buena parte de la filosofía del artista, que se basa en la metáfora de un árbol cuyas ramas conectan elementos muy dispares entre si, y que se extienden en el espacio formando una estructura de aspiraciones infinitas. Se plantea que, la figura del artista, no tiene nada que ver con la representación del paisaje, sino que es una estricta construcción mental. El artista unicamente dispone los elementos que construyen el árbol sobre un plafón imaginario que se extiende por todo el muro, convirtiéndolo en parte de la propia obra.

Se habla de su obra como de un arte tubular, donde se disponen y distribuyen los elementos en el espacio, como si se tratase de una constelación (ordenada). Sus formas pequeñas, aunque son independientes y llenas de contenido, toman un nuevo significado al incorporarse a una construcción mucho más grande. Y el resultado será una estructura de una lógica fractal donde los distintos elementos se repiten y despliegan hasta crear unas secuencias visuales y nuevas formas de gramática.

Te puede interesar

Escribe un comentario