El Palacio Güell vuelve a abris sus puertas al público

El Palacio Güell vuelve a abrir sus puertas al público tras haber sido restaurado integralmente, durante 7 años,  devolviéndolo sus condiciones originales. Después de su restauración, las visitas diarias no podrán superar las 800, unas 185 personas a la vez, debido a la movilidad reducida del edificio. El arquitecto jefe de la obra, Antoni González, ha querido respetar los aspectos formales originales de los materiales, las texturas o los colores, además de  los aspectos espaciales.

Las obras se han realizado entre el 2010 y el 2011, en cuanto a sus estructuras interiores, se han tratado los revestimientos no tratados en trabajos anteriores, pavimentos, elementos ornamentales, muebles, cerámica, madera, hierro, metal, vidrio, piel tejido y elementos de pan de oro. Además se han renovado las instalaciones eléctricas, iluminación, climatización, comunicación, movilidad y emergencia, además de una nueva musealización arquitectónica.

Uno de los elementos que no se ha podido recuperar ha sido el órgano original, obra de Aquilino Amezua, por el deterioro que presenta, ha sido sustituido por otro, obra de Albert Blancafort, y que conserva las fachadas laterales y los tubos del anterior órgano.

El Palacio Güell fue uno de los primeros encargos importantes para Antoni Gaudí, encargado por el industrial y político Eusebi Güell en 1885, como nueva residencia. En ella viviría veinte años con su familia, hasta que en 1910 se instaló definitivamente en su casa del Parque Güell. Posee una estructura innovadora, tanto en el espacio como en el tratamiento de la luz, además de formas expresivas en los materiales como la piedra , el hierro forjado o el vidrio.

El edificio tuvo una etapa de abandono, tras la cual, la hija del empresario lo cedió a la Dipuatción de Barcelona en 1945.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   OFERTAS VIAJES dijo

    Una obra muy interesante y una parte de la historia de Barcelona.

Escribe un comentario