Los autobuses turísticos no podrán estacionar en la zona de la Sagrada Familia

 

El Ayuntamiento de Barcelona va a prohibir el paso y el aparcamiento de los autobuses turísticos, en la zona de la basílica de la Sagrada Familia, a partir de la Semana Santa del próximo año, para que con esta medida se mitigue la presión turística que sufren los vecinos a diario.

Por ello se van a suprimir las paradas que se ubican delante de las fachadas de la Passió y el Naixement, concretamente en las calles Sardenya y Marina, donde las aceras ganaran más de la mitad de su capacidad, pasando a tener 7,5 metros. En total, este y otros cambios que se tienen pensados llevar a cabo, supondrá unos 700.000 euros.

Por otro lado, la zona del Eixample ganará plazas para el aparcamiento de autobuses turísticos, llegaran a ser 52 plazas, y se van a crear tres itinerarios para que los visitantes puedan acceder a pie, unos cambios que se pondrán en marcha para la próxima temporada turística.

Te puede interesar

Escribe un comentario