El MNAC nos acerca a la obra como grabador de Mariano Fortuny

El MNAC presenta una exposición sobre el trabajo como grabador de Mariano Fortuny, compuesta por 50 estampas que nos muestran la maestría del artista como grabador.

El Museo ha renovado la sala dedicada a obra gráfica, y expondrá estas estampas, pertenecientes a los fondos del Gabinete de Dibujos y Grabados del MNAC, entre ellas algunas que nunca se había expuesto al público anteriormente.

Una sala entera se dedican a sus estampas, donde tienen un particular protagonismo temas como el orientalismo, tan en boga en esos años, el género de casacas o el de retratos, que cultivó en la última etapa de su producción.

Esta selección de estampas nos ofrece una nueva visión de conjunto, además de permitir descubrir los procesos de trabajo, mediante las diferentes pruebas de artista. Entre las estampas que se exponen destacan: “Guardia de la Casba de Tetuán” de 1861, “La echadora de cartas” de 1867, “El anacoreta” de 1869 o “El botánico” de 1868 – 69, las cuales nos permiten observar la maestría de Fortuny en el claroscuro, además de ensayar temas que después llevará a su pintura. Además, se expone de su última etapa, el retrato que realizó de Velázquez en 1873.

Este conjunto que se expone en el MNAC, contribuye a confirmar a Mariano Fortuny, en un papel protagonista en la historia del grabado europeo, junto con otros artistas como Goya y Ribera.

Te puede interesar

Escribe un comentario