La pasión por las ruinas de Santiago Rusiñol en una exposición en Tarragona

El Museo de la Vida Rural de Espluga de Francolí de Tarragona, presenta la exposición “Santiago Rusiñol. La campaña de Poblet de 1889, que recoge la obra que realizó durante su viaje a las ruinas del Monasterio de Santa Maria de Poblet.

La exposición se ha organizado en cinco apartados: “La atracción de las ruinas”, “Tres artistas, cuatro amigos”; “Las ruinas de Poblet” y “El guardián del Monasterio” y “Reminiscencias”. Todas tienen un tema central en común, la atracción del artista catalán por las ruinas, como fuente de inspiración para su obra, además de su vinculación al excursionismo, la relación por carta con sus amigos artistas y con su hermano.

Este viaje lo realizó Rusiñol junto con su amigo y también pintor Ramón Casas, durante tres semanas para buscar nuevos estímulos pictóricos. El Monasterio de Poblet, situado en la comarca de la Conca de Barberá, en esos momentos se encontraba abandonado y en estado de ruina, y fue dibujado y estudiado por ambos artistas. De la obra se produjo en ese viaje destaca el cuadro “Tumbas de Poblet”, donde se representan las tumbas reales del Monasterio.

Este viaje a Rusiñol, le sirvió para cerrar su etapa romántica, paisajística e historicista, reforzando su visión subjetiva que le haría de llevar a un camino más liríco intimista y melancólico, que impregnó su obra posterior.

Museo de la Vida Rural

Espluga de Francolí

Hasta el 22 de mayo

Te puede interesar

Escribe un comentario