El nuevo Plan de Movilidad Urbana propone más espacios para el peatón y menos para los vehículos privados

El nuevo Plan de Movilidad Urbana 2013 – 2018 para la ciudad de Barcelona, que ha reunido a más de 60 entidades y asociaciones para su concreción, apostará por aumentar el espacio destinado a los peatones y reduciéndolo para los vehículos

Este Plan consta de tres fases: la primera será la fase de diagnosis; la segunda fase será la propositiva; y la última, estará destinada a los efectos de estas medidas sobre el medio ambiente. En la primera de ellas, la diagnosis, se han incluido varios planteamientos sobre la movilidad de la ciudad, que incluye varios ejes de actuación, como la reducción del ruido y de las vías de circulación para los vehículos privados, la pacificación de las calles o el incremento de espacio vial destinado a los peatones

A partir de esta primera intervención, se abrirá un proceso participativo con los distintos grupos de trabajo que forman este Plan, para analizar los diferentes escenarios y configurar propuestas concretas

El Plan de Movilidad, es un espacio creado para la participación y diálogo, creado por el Ayuntamiento de Barcelona en 1998, para construir un modelo de movilidad que se base en el consenso, para trabajar por la convivencia en el uso del espacio urbano

Te puede interesar

0 comentarios