Los puestos de castañas aumentan este año para celebrar Todos los Santos y la Castanyada

El Ayuntamiento de Barcelona ha autorizado, para este invierno, la instalación de 32 puestos de castañas y boniatos, diez puestos más que la temporada pasada, y que podrán permanecer abiertos hasta el próximo mes de febrero

Estos puestos se encuentran repartidos por toda la ciudad de Barcelona: seis puestos en Ciutat Vella, ocho en L'Eixample, dos en Sants – Montjuïc, tres en Les Corts, cuatro en Sarriá Gervasi, dos en Grácia, uno en Horta – guinardó, dos en Nou Barris, tres en Sant Andreu y uno en Sant Martí

La ubicación y otra información complementaria se puede encontrar en la web: w1.bcn.cat/castanyada

La costumbre de tomar castañas con motivo de la celebración del 1 de noviembre, ha ido ganando adeptos con los años, junto con los panellets y el vino dulce. Según la tradición, en estos días los campaneros hacían sonar las campanas de las iglesias sin descanso, para avisar a los vecinos de la hora del ruego por los difuntos, como esta operación la hacían sin descanso, para tomar algo de sustento se llevaban castañas, el fruto de la época,  que las regaban con vino

Desde el año 2000, en el que se autorizaron 37 puestos, la cifra fue disminuyendo hasta los 22 puestos del año pasado. Sin embargo, este año ha crecido hasta 32 puestos, demostrando una cierta recuperación del sector, vinculada a una tradición del mes de Noviembre, como Todos los Santos, que se alarga en el tiempo hasta el mes de Febrero

Te puede interesar