Un clásico de la gastronomía catalana, el restaurante Los Caracoles

Un clásico de la gastronomía del barrio Gótico de Barcelona es, sin duda, el restaurante Los Caracoles. Situado en la calle Escudellers, lleva abierto desde 1835, aunque en un primer momento se llamo Restaurante Bofarull, apellido de la familia que lo fundó y que lo regenta a día de hoy. Año tras año, el establecimiento ha sabido mantener su prestigio gracias a sus materias primas, su cocina y su servicio

La decoración es la de un restaurante clásico, con azulejo, mobiliario de madera y mantelerías blancas. Y su fama ha traspasado fronteras, ya que en sus mesas se han sentado personajes como Gary Cooper o Edward G. Robinson, tanto es así que recibió la Medalla al Mérito Turístico

Su especialidad es la cocina típica catalana, sobre todos los caracoles, las paellas y el pollo a l’ast. Además, su carta es bastante variada y podemos encontrar otros platos como, de entrantes, la Escalivada, las Navajas a la plancha o la Tortilla de gambas; o como platos principales el Bacalao gratinado con alí oli o el Cabrito asado; y en el apartado de los postres su sabroso Pastel de manzana. También ofrece menús especiales de mediodía y noche y para grupos de más de 15 personas

Restaurante Los Caracoles

Dirección: C/ Escudellers, 14

Te puede interesar

Escribe un comentario