El Paseo Marítimo de Barcelona

Paseo marítimo de Barcelona

Paseo marítimo de Barcelona

Barcelona reúne todos los requisitos para ser una de las ciudades más atractivas del mundo. La gran oferta cultural que ofrece esta ciudad a sus visitantes es irresistible: edificios como la Pedrera, la Casa Batlló o el inigualable templo de la Sagrada Familia. Recorridos por los barrios más emblemáticos de la ciudad como l’Eixample, el barrio Gótico y por supuesto, el barrio de la Barceloneta, un barrio repleto de historia y con vistas al mar.

Con la adjudicación de los Juegos Olímpicos de 1992, Barcelona ha sido una ciudad que se ha ido transformando de una manera espectacular, mejorando de una manera considerable sus principales atractivos, como sus monumentales edificios y todo su litoral. La demanda de visitantes ansiosos por descubrir esta ciudad mediterránea ha ido creciendo espectacularmente, un destino turístico por excelencia tentador también por la excelente oferta de vuelos, miles de ofertas irresistibles para disfrutar de una de las ciudades más apasionantes.

Puerto de Barcelona

Puerto de Barcelona

Una de las apuestas de la Barcelona del 92 fue la apertura de la ciudad al maravilloso mar Mediterráneo. Hasta la fecha, como se suele decir, la ciudad había vivido un poco de espaldas al mar. Sin duda, ésta apertura al mar transformó la ciudad por completo, la creación y siempre constante prolongación de su Passeig Marítim, iluminó a este barrio barcelonés, el cual transformó y lo elevó a lo más alto, siendo ahora una de las zonas preferidas tanto de los barceloneses como de sus visitantes.

El emblemático Paseo Marítimo es, hoy en día, el espacio preferido para hacer deporte, pasear y disfrutar de las mejores vistas de las playas de Barcelona. Un itinerario de más de cuatro kilómetros que une diferentes barrios de la ciudad y donde durante todo el trayecto es fácil encontrar buenos restaurantes o los famosos chiringuitos a pie de playa para tomarse una refrescante bebida o las mejores patatas bravas de Barcelona, y como siempre, con vistas al mar.

Gracias al excelente clima que goza la ciudad, durante todo el año su gente aprovecha hasta el último rayo de sol para pasear o practicar su deporte favorito, un recorrido perfecto para patinar, ir en bici, hacer footing o simplemente caminar disfrutando de las espectaculares vistas.

Sin duda, la creación del Paseo Marítimo, ha sido uno de los proyectos estrella de la capital catalana, recuperando así la vida del famoso barrio de pescadores, uno de los más antiguos de la ciudad, donde es imposible encontrar en otro rincón de Barcelona una paella más deliciosa. Un sinfín de restaurantes especializados en platos de pescado y mariscos frescos te enamorarán para siempre de esta insuperable ciudad.

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario