“Teatro proletario de cámara. Osvaldo Lamborghini” en el MACBA

Autosave-File vom d-lab2/3 der AgfaPhoto GmbH

La exposición reúne en el Museu d’Art Contemporani de Barcelona (MACBA) una completa compilación de los trabajos plásticos de Osvaldo Lamborghini, uno de los autores más inclasificables de las letras argentinas

Con esta muestra se podrá comprender la radicalidad de un artista, aún no clasificado, por los relatos estéticos de la década de los años ochenta

Con tan solo tres libros publicados en vida (“El fiord (1969)”, “Sebregondi retrocede” (1973) y “Poemas (1980)”) y “Novelas y cuentos” (1988)  y “Tadeys” ( incompleto, 1994) que se publicó póstumamente, le convirtieron en un autor de culto y de referencia para varias generaciones

Su obra anticipa la novela gráfica contemporánea, la estética del cómic, la literatura expandida y el fanzine autoeditado

Aunque la exposición se centra en la producción visual que realizó en la ciudad de Barcelona, entre los años 1981 y 1985, compuesto por un amplio conjunto de collages fotográficos, que no se han mostrado nunca antes, y que permanecía en el archivo del autor

osvaldo-1

Esta compilación descubre la punzante radicalidad de este artista que aún no ha sido clasificado

La muestra se articula en cuatro apartados: La exposición de los originales de Teatro proletario de cámara, un libro objeto que no vio la luz hasta 2008; La presentación de más de una veintena de libretas artesanales, las cuales alternan el fotomontaje, la crónica política y el diario personal

Y las dos últimas: más de 70 láminas collages de gran formato con dibujos expresionistas e imágenes recicladas de los panfletos pornográficos de la época; y por último, sus intervenciones pictóricas y fotográficas en más de una docena de libros

Completa la exposición una selección de la biblioteca personal del escritor, en concreto el conjunto de libros reunidos bajo el epígrafe “ARTE”, que aún se conservan en su residencia barcelonesa

La exposición se podrá visitar hasta el 31 de mayo

Te puede interesar

Escribe un comentario